Piden procesamiento del director del Indert de Canindeyú por varios delitos

Aldo Roberto Brizuela, titular de la agencia departamental del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra, fue acusado por supuestas desprolijidades administrativas, nepotismo y otros delitos.

Por Elías Cabral

CURUGUATY

El titular del Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Justo Cárdenas, ya tiene en su despacho una carpeta de denuncias contra el director regional del ente agrario de Canindeyú, Aldo Roberto Brizuela, quien es acusado de la comisión de varias irregularidades administrativas.

En la última denuncia presentada a Cárdenas, el 11 de marzo pasado, se adjuntaron varios recibos de dinero que Brizuela habría percibido en concepto de pago por lotes rurales, sumas que fueron depositadas varios meses después, en total contravención con la ley de Administración Financiera del Estado, según consta en el informe.

Dicha ley expresa claramente en su Inciso “e” que “todos los funcionarios y agentes habilitados para la recaudación de fondos públicos garantizarán su manejo y no podrán retener tales recursos por ningún motivo, fuera del plazo establecido en la reglamentación de la presente ley, el cual no será mayor a tres días hábiles a partir del día de su percepción”.

Uno de los denunciantes, Atilio Martínez Alarcón, afirmó que los documentos que prueban la irregularidad son irrefutables, pero a pesar de que fueron presentados ya meses atrás por la auditoría interna del Indert a las autoridades del ente agrario, hasta el momento no se ha instruido sumario administrativo alguno al denunciado.

Por ello, volvió a presentar el escrito alegando la gravedad de la situación.

La misma denuncia con los documentos de prueba fue presentada al ministro de la Función Pública, Humberto Peralta, pero sin ninguna diligencia hasta la fecha, según refirió el denunciante.

Otros casos. Brizuela también es acusado por nepotismo, ya que sus dos hijas, Adilza Elizabeth Brizuela y Aida Leticia Brizuela fueron contratadas por el Indert, según resolución N° 804 de fecha 10 de abril de 2014, como funcionarias de la institución.

Pero, además de ser funcionaria del ente, la segunda de las hijas nombradas solicitó, según el expediente administrativo N° 8039036/2012, caratulado “Aida Leticia Brizuela Cañete”, los lotes 15 y 16 de la manzana 1, colonia Sol Naciente del distrito de Yasy Cañy, Departamento de Canindeyú, con superficie de 11 hectáreas, 2741 metros cuadrados.

En el mismo expediente, Aldo Roberto Brizuela avala la ocupación y explotación por parte de su hija del lote de referencia, además de firmar informes y planos del referido predio.

Versión del director. Consultado sobre las acusaciones, Brizuela negó toda irregularidad y aseguró que tal como establece la ley, deposita cada 3 días todo lo recaudado por el Indert en una cuenta corriente habilitada en el Banco Nacional de Fomento. “Nunca tuve problemas con eso, se rindió todo en forma”, indicó.

En cuanto a la contratación de sus dos hijas como funcionarias del Indert, Brizuela admitió que fueron contratadas, pero que no tienen sueldo fijo de la institución. Dijo que se desempeñan en la parte de cobranzas y que perciben el 4% de cada cobro que realizan y que tampoco la institución les brinda movilidad ni combustible.

En cuanto a la concesión de tierras a su hija Aida, Brizuela señaló que toda persona tiene el derecho de poseer tierra toda vez que sea mayor de edad y que dichas tierras se le había concedido a su hija hace 2 años, antes de que fuera contratada como funcionaria del ente agrario.FUENTE UH

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios