Hubo muerte masiva de ganado y animales domésticos en Huber Duré

CANINDEYÚ

Los vecinos de la colonia Huber Duré, distante a unos 80 kilómetros de la ciudad de Curuguaty, en el Departamento de Canindeyú, denunciaron la mortandad de animales desde hace unos 15 días. Refirieron que los síntomas son extraños y en otros casos el ganado amanece muerto sin haber presentado ningún signo de enfermedad.

En total 43 vacunos, 30 cerdos y 419 aves de corral murieron hasta el momento, según informó Pablino Rojas dirigente de la comunidad.

El dirigente aseguró que justamente por estos hechos iniciaron una lucha contra el envenenamiento de la comunidad combatiendo el modelo agroexportador y que hoy se puede ver la consecuencia, según dijo.

Los pobladores se mantienen en alerta ya que hace poco allí fallecieron dos niñas y enfermaron muchos adultos.

Al ser consultado sobre las posibles causas de la mortandad, el dirigente aseguró que todo apunta a los potentes agrotóxicos utilizados para la fumigación de transgénicos en los alrededores de la colonia, “algunas veces tenemos que ingresar a la pieza por varias horas por el fuerte olor del veneno y justo ahora la propiedad de Teixeira se estaba fumigando con avión”, manifestó.

Por su parte, Emilce María Cuenca Calderón, propietaria de varias cabezas de ganado, señaló que hasta el momento 5 vacas de su propiedad murieron en los últimos días, en tanto que una lechera permanece acostada sin poder levantarse desde hace 8 días. “No sabemos qué es lo que le pasa, prácticamente le aplicamos todos los medicamentos que conocemos y de igual forma no mejora”, indicó.

La mujer dijo estar preocupada porque es muy grande el perjuicio que sufre, por lo que urge a las autoridades una ayuda para evitar más pérdidas.

Por su parte, el poblador Félix Barrios apuntó que los ganados vacunos constituyen un ahorro para los vecinos, por lo que es muy grave lo que está ocurriendo con la mortandad, “están a la vista las pruebas, nosotros no mentimos”, sentenció.

En comunicación con el doctor José Gaspar Encina, jefe de la unidad regional del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), expresó que ya está en conocimiento de la situación, y que incluso recetó algunos medicamentos según los síntomas que los propietarios refirieron.

Precisó que por los datos que proveyeron los afectados podría tratarse de una enfermedad común llamada carbunclo o mancha animal, como así también podría tratarse de otro mal llamado tristeza bovina.

DENUNCIA. Ya en la mañana de este jueves, los dirigentes de la colonia Huber Duré presentaron formal denuncia de la mortandad de animales ante la Fiscalía del Medio Ambiente de la ciudad de Curuguaty, a cargo del fiscal Benjamín Maricevich.

Fuente: UH

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios