Brasil inicia operación Escudo y aplica riguroso control fronterizo

Organismos de seguridad y fiscalización aduanera del Brasil iniciaron ayer la primera megaoperación fronteriza que moviliza a agentes de la Policía Federal, Civil, Militar, Rodoviaria Federal y de la Receita Federal.

Por Wilson Ferreira

CIUDAD DEL ESTE

Se trata de la operación Escudo y se concentra en la zona del Puente de la Amistad y alrededores, la BR 277, caminos vecinales y zona del lago Itaipú y río Paraná. El objetivo es combatir cualquier tipo de acción al margen de la ley, como el contrabando de mercancías y el tráfico de drogas y armas.

Se recomienda a la población local que circula diariamente por la frontera ir munida de sus respectivos documentos, la misma recomendación se extiende para quienes viajen en vehículos particulares, contar con todos los documentos que acrediten la propiedad o la autorización de uso por parte del propietario del auto, a fin de evitarse contratiempos y el pago de multas.

De acuerdo a los datos, esta operación se realiza a nivel nacional en el ámbito del combate al contrabando y otros crímenes de frontera. La acción de represión denominada Escudo forma parte de la operación permanente Frontera Blindada de la Receita Federal.

La acción se desarrolla de forma simultánea en varios estados y con énfasis en las regiones de frontera. La operación Escudo cuenta con apoyo de helicópteros de la propia Receita Federal, a fin de ayudar en la orientación de acciones a los equipos que operan en tierra; además perros olfateadores buscarán drogas en la zona primaria de la pasarela internacional.

Ayer se hizo una conferencia de prensa para el lanzamiento de la operación, con presencia de los representantes de las instituciones involucradas, en la sede de la Receita Federal de Foz de Yguazú.

MENOS GENTE. Por lo general, operaciones de este tipo influyen en el volumen de gente que circula en la frontera. Más allá de que la intención es hacer frente a hecho delictivos, muchos compradores, principalmente turistas, no quieren esperar horas para ser sometidos a rigurosos controles fronterizos, por lo que optan por esperar que ellos concluyan para volver a comprar en Ciudad del Este.

“Por experiencia sabemos que cuando hay operaciones como estas la gente sencillamente deja de venir a Ciudad del Este, de hecho que por culpa del dólar caro no hay mucho movimiento comercial, pero en alguna medida estábamos salvando, con esto nos esperan unos días bien tranquilos”, comentó Gregorio Villalba, presidente de la Federación de Trabajadores de la Vía Pública.

El trabajador señaló que la escena se repite año tras año, primero con los organismos naturales de control y luego con los militares. “Pero entre el ejército y la Receita Federal, preferimos que los operativos de este tipo estén a cargo de los organismos naturales, porque por lo general la sola presencia de soldados con armas largas y de guerra espanta a los compradores y turistas mientras los verdaderos criminales siguen impunes”, refirió Villalba.

EN CRISIS. El comercio de Ciudad del Este viene sufriendo una aguda crisis desde hace un buen tiempo, como consecuencia de los problemas económicos del Brasil. Un consumidor con menos recursos para comprar y un dólar cada vez más caro conspiran contra la actividad de unos 4.500 locales comerciales en la capital departamental.

Según la Dirección Regional de Trabajo, en los primeros tres meses del año las denuncias por despidos injustificados y comunicación de salida crecieron 30%. Se estima que unas 2.000 personas quedaron sin trabajo.

Deja un comentario