Brasil comunica juicio a empresa de Cartes por contrabando de cigarrillos

La Corte recibió un exhorto, vía Cancillería, sobre una demanda de la Souza Cruz, acusando a Tabacalera del Este, de Horacio Cartes, de inundar el mercado brasileño con cigarrillos ilegales.

“La participación de los productos de la empresa Tabesa (Tabacalera del Este SA) corresponde a 41,9% del mercado total de contrabando brasileño, y a 7,9% del mercado total de cigarrillos en el Brasil”, sostiene un juicio promovido por la empresa tabacalera brasileña Souza Cruz SA, contra la firma propiedad del empresario y político Horacio Cartes, que en fecha 24 de junio de 2012 fue comunicado por la Cancillería paraguaya a la Corte Suprema de Justicia.

La demanda, radicada ante el Cuarto Juzgado Empresarial de Río de Janeiro, consiste en una “acción indemnizatoria con cargo de obligación de hacer”, según sostiene el juez brasileño Mauro Pereira Martins, a través de un exhorto internacional, dirigido vía Cancillería a la Justicia paraguaya, que finalmente se remitió al juez penal de Garantías de Hernandarias, Wilfrido Velázquez Ferreira, debido a que la sede legal de la firma Tabesa se halla en dicha ciudad del Alto Paraná.

Una vez que la empresa sea debidamente comunicada, lo cual ocurriría en las próximas horas, la misma deberá “responder a la mencionada acción en el plazo de 15 días”, con “intimación a que cumpla la medida judicial preliminar inmediatamente, bajo pena de multa de 50.000 reales por cada aprehensión de cigarrillos de la demandada en territorio nacional (Brasil)”, según refiere el documento.

ILEGALIDAD. En un extenso oficio original en portugués, traducido al castellano, la empresa brasileña Souza Cruz SA fundamenta la demanda contra Tabesa, sosteniendo que “según lo destacado en el Informe Final de la Comisión Parlamentaria de Inquisición del Congreso Nacional sobre Piratería, Tabesa ‘es considerada la empresa más profesionalizada del Paraguay y sus productos tienen como destino principal las regiones sur y sudeste del Brasil”.

“Todos los días, incontables cajas de cigarrillo cruzan las fronteras, siendo provenientes, en su mayor parte, del Paraguay, sin pagar impuestos, abasteciendo a un próspero mercado paralelo”, alega en otro párrafo.

“La ausencia de controles tiene repercusión directa en los precios practicados. El cigarrillo más barato de la empresa Souza Cruz cuesta 3 reales, mientras que los cigarrillos del mercado del contrabando cuestan alrededor de 1,41 reales”, añade.

COMPETENCIA DESLEAL. En su demanda contra Tabesa, la Souza Cruz pretende “impedir que su participación en el mercado continúe siendo perjudicada por la intensa actuación de la demandada, la principal empresa paraguaya, en flagrante competencia desleal”.

Por tanto, “viene la autora (Souza Cruz) ante el Tribunal, para pleitear que la demandada (Tabesa) sea compelida a adoptar controles sobre el destino de sus productos, bajo pena de responder por multa conminatoria a incidir sobre cada aprehensión de sus productos en territorio nacional y al mismo tiempo sea condenada a reparar las pérdidas provocadas hasta le fecha por sus actos ilícitos y abusivos”, sostiene la demanda.

Deja un comentario