BCP ya habla de “avivados”

El BCP reafirmó que no repondrá al público los billetes entintados tras el robo del cajero automático de Ñemby. A la “psicosis” que se creó se suma la posible aparición de “avivados” que intenten engañar a las autoridades.

El titular del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Fernández Valdovinos, reiteró la vigencia de la resolución Nº 22 del 27 noviembre de 2014, según la cual la banca matriz solo repondrá los billetes al banco dueño del cajero robado. Recalcó que en caso de que un billete entintado caiga en manos de alguna persona a través de los cajeros automáticos, la misma deberá acudir al banco responsable. “Deben ir a reclamar al banco que es dueño del cajero automático; nosotros no cambiamos”, refirió.

Según explicó, hay maneras de confirmar -ya sea por medio de cámaras de vigilancia u otros métodos- si el denunciante efectivamente extrajero un billete entintado de los aparatos de expendio. Indicó que se busca evitar que haya personas que intenten engañar a las autoridades luego de recibir el dinero robado al no tomar las debidas precauciones. “No queremos que el paraguayo se avive -porque el paraguayo es muy vivo- y reciba un billete entintado y luego diga que lo sacó del cajero”, explicó.

Señaló que resulta muy sospechoso que haya personas que dos días después del golpe al cajero automático de Ñemby, donde se activó el sistema antirrobo, ya hayan salido a decir que se encontró con los billetes entintados al extraer dinero de algún otro aparato de expendio. Indicó que para que el mismo billete haya ido a parar a otro cajero debió pasar por un largo recorrido que demoraría aún más días y requeriría de la desatención de los mismos bancos. “Ese billete debió haber recorrido por varias instituciones, inclusive por las transportadoras de caudales antes de llegar a otro cajero”, refirió.

El miércoles último, una banda detonó un cajero automático en Ñemby y se alzó con gran parte del botín. Con lo que los delincuentes no contaban era con que el aparato ya contaba con un sistema antirrobo, por lo que con la explosión todos los billetes quedaron manchados con tinta. Se trata del primer golpe frustrado finalmente con el sistema de entintado. Horas después del hecho, ya surgieron denuncias sobre intentos de transacciones con el dinero robado, reconocido gracias a las manchas rojas. Sin embargo, con el correr de los días inclusive algunos ciudadanos aseguraron que extrajeron billetes entintados de los cajeros automáticos.

En la víspera, la Fiscalía señaló que existe una especie de “psicosis” por los billetes entintados y cualquier mancha presente en los mismos ya genera sospechas. Uno de los casos mencioados por el Ministerio Público hace referencia a la denuncia presentada por un taxista, quien aseguró que extrajo un billete entintado de un cajero del Banco Familiar en el barrio Ciudad Nueva de Asunción. La máquina había sido lacrada y custodiada; ante la denuncia fue abierta la mañana del sábado y se comprobó que ningún otro billete estaba entintado, según informó la institución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.