Razones para amar/odiar a Justin Bieber

En cuestión de un par de añitos, Justin Bieber ha pasado de ser aquel chaval adorable que conquistaba por igual a niñas madres y abuelas a convertirse en uno de los cantantes más odiados por la prensa y el público, hasta el punto de que cada vez se habla menos de su música y más de sus berrinches, payasadas y encontronazos con la justicia.

Así, la transición de ídolo juvenil a estrella adulta que tan bien le salió a Miley Cyrus está resultando de lo más complicada para el canadiense, y por ello hoy hemos querido repasar los argumentos que tiene a su favor y en su contra. ¿De qué lado estás?

Razones para amarle
1. Empezó desde abajo. Youtube está plagado de jóvenes cantantes que desean ser descubiertos por alguien del mundillo discográfico, y para destacar entre ellos hace falta tener algo especial. Desde luego, Bieber lo tenía…

2. Su precocidad. ¿Cuántos artistas pueden presumir de haber logrado conquistar el mundo antes de los veinte años? A una edad en la que muchos aún están pensando qué hacer con su vida, el canadiense lanzaba un hit tras otro mientras se pateaba los escenarios a lo largo y ancho del planeta.

3. Es un sex symbol. En el mundo del pop comercial no basta con tener una buena voz, hay que enamorar al público. Así, en los últimos tiempos Justin, el ex-tirillas, se ha machacado en el gimnasio y ahora luce un cuerpo de toma pan y moja.

4. Los Music Mondays. A finales del año pasado, Bieber inauguró los Music Mondays, una iniciativa a través de la cual lanzaría un nuevo tema cada semana antes del estreno de su pelicula Justin Bieber’s Believe. Para sus fans, despertarse cada lunes sabiendo que escucharían un nuevo tema de su ídolo fue un sueño hecho realidad.

5. En el fondo tiene un corazón de oro. Sería muy fácil para un multimillonario jóven con el mundo a sus pies pasarse la vida alternando con otras celebrities y relajándose en su mansión. Sin embargo, Justin ha tratado siempre de acercarse a los más desafortunados, como Avalanna Ruth, una jovencísima fan que padecía de cáncer cerebral.

Razones para odiarle
1. Sus feos a los fans. A veces a Justin Bieber se le olvida que jamás estaría donde está si no fuera por la legión de seguidores que le ha apoyado desde el principio. Los retrasos en sus shows y otras faltas de respeto han hecho perder la paciencia a un gran número de beliebers.

2. Es un peligro al volante. A comienzos de año, el canadiense acabó con sus huesos en comisaría por conducir “bajo la influencia”, una llamada de atención que no sirvió de mucho, ya que en septiembre volvieron a detenerle tras estrellar su coche contra una furgoneta.

3. Practica el turismo sexual. De todos los escándalos que Justin ha protagonizado en los últimos dos años, el más desagradable para sus fans femeninas fue cuando se descubrió que había solicitado los servicios de una prostituta en Brasil. ¿Era necesario?

4. Su vandalismo. A pesar de que muchos lo consideran todavía un crío, Bieber es ya un adulto de veinte años, por lo que no estaría de más que dejara atrás conductas tan inmaduras como lanzar huevos a sus vecinos, hacer graffittis en lugares públicos o mearse donde no debe.

5. Se hace pasar por rapero. Por mucho que se empeñe, el canadiense comenzó siendo un chavalín blanquito que le cantaba a niñas y adolescentes, y no un gangsta obligado a sobrevivir en un barrio de mala muerte. Eso no lo cambian ni mil duetos con Lil’ Wayne…

Fuente Los 40 Principales

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios