Las flores del jacarandá hermosean la ciudad

En esta época del año se puede apreciar árboles de jacarandá que, con sus intensos colores, tiñen las calles de Asunción y ciudades del país, gracias al alumbramiento de sus flores. Es un árbol de gran porte, nativo de la región.

Los jacarandás están por todas partes. Aunque no logran hacerle competencia a los lapachos, reinan en esta época. Se los puede ver en las calles con su impactante color azul al violeta.

Esta belleza lleva, sin embargo, el nombre formal de jacaranda mimosifolia, y forma parte de la familia Bignoniaceae.

“Es un árbol originario de Sudamérica (Paraguay, Brasil, Bolivia y el norte argentino) pero crece muy bien ya en otros países. Puede ir de 8 hasta 12 metros de altura y puede vivir hasta más de 100 años”, indica el ingeniero agrónomo Juan Carlos Scavone.

El jacarandá es una planta que florece al comenzar la primavera y a veces ocurre una segunda floración hacia febrero. Esta es la respuesta de por qué se utiliza bastante para la arborización urbana y para hermosear las ciudades.

En cuanto al nombre, la palabra jacarandá deriva de la voz guaraní: hakuã (que tiene perfume), y renda, que significa lugar, sitio, o sea, que significa fragante.

Las flores se reúnen en espigas y cubren todo el árbol durante la floración. Otro distintivo del jacarandá son sus frutos, unas cápsulas leñosas planas marrón oscuro, cuyas semillas son aladas. Tiene preferentemente un uso más ornamental y se reproduce fácilmente de semillas.

Fuente ultimahora

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios