Riñas, disparos y detenidos dejó el clásico

La Policía Nacional detuvo a una treintena de personas antes y después del clásico futbolístico Cerro-Olimpia. Una persona resultó herida y un revólver disparado dos veces fue incautado, entre otras cosas.
La Policía Nacional realizó una intensa labor el sábado tras el clásico del fútbol paraguayo Cerro-Olimpia. El comisario Reinaldo Ojeda, jefe del operativo, informó a ABC Color que se realizaron varias detenciones.

Unas 18 personas fueron aprehendidas por crear disturbios, consumir bebidas alcohólicas y estupefacientes, antes del inicio del encuentro deportivo. Varios de los detenidos tenían antecedentes y tres de ellos órdenes de captura, por lo que fueron derivados a los juzgados de causa y posteriormente liberados, una vez finalizado el encuentro deportivo, excepto sobre los que pesa una orden de detención.

Este operativo fue en cumplimiento de la ley 1.866 “Por la no violencia en los estadios deportivos”.

Ojeda indicó que durante el desarrollo del partido, a cinco minutos del inicio, se registraron incidentes en la gradería norte entre miembros de las barras bravas del club Cerro Porteño. Tras idas y venidas de golpes y patadas, un joven resultó herido con un arma blanca.

El mismo bajó de la gradería y llegó hasta los agentes de Policía, quienes ordenaron su inmediato traslado a Emergencias Médicas.

Tras culminar el encuentro deportivo disputado en el Defensores del Chaco, hinchas del club Olimpia que iban a bordo de la línea La Limpeña, sobre 4ª y Colón, realizaron dos disparos contra un grupo de hinchas cerristas, quienes comenzaron a correr para ocultarse.

Agentes policiales a bordo de una patrullera que estaban en la zona observaron el hecho y dispusieron la retención del transporte público con sus 76 ocupantes, de los cuales seis eran mujeres. Se realizó un cateo en el ómnibus y se incautó un arma de fuego calibre 22 mm, con cuatro cartuchos, dos de ellos percutidos, así como tres armas blancas.

El revólver estaba en poder de un menor de 14 años, quien dijo que se hizo un “pasamano” del arma hasta que llegó a él. Es así que se ubicó a siete personas que pasaron el arma de fuego, las cuales quedaron demoradas en la comisaría 2ª Metropolitana.

Se práctico la prueba de parafina a los siete demorados. Posteriormente, dos fueron liberados y cinco quedaron a disposición del fiscal Cristian Bernal.

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios