!!Grande Cerro Porteño apabulla a Olimpia 4-1!!

Cerro Porteño se pegó un paseo en el clásico al derrotar 4-1 a Olimpia, en una exhibición futbolística de altísimo nivel. Santiago Salcedo, Víctor Hugo Mareco, Walter López y José Domingo Salcedo se encargaron de clavar el más duro puñal al Decano en lo que va del año. Olimpia fue una máquina de producir errores y estuvo preso de los nervios.
Olimpia y Cerro Porteño reeditan una nueva edición del Superclásico del fútbol paraguayo. Los tradicionales rivales llegan al duelo alejados de la punta.

Cerro Porteño recibía a su tradicional rival Olimpia en el Defensores del Chaco en lo que sería una nueva edición del superclásico del fútbol paraguayo, la número 276.

Entre los contendientes, el Decano era el que tenía más que ganar pues una victoria le valería acortar un poco la distancia con el puntero Guaraní y superar a Libertad. El Ciclón, por su parte, se encuentra abocado a la tarea de dar una buena tarea en el plano internacional.

La lejanía de ambos equipos de la punta de la Tabla y las altas temperaturas menguaron en la presencia del público que se hizo presente en el Defensores del Chaco pero no de manera masiva.

Sin embargo, el superclásico es de aquellos partidos que todos quieren ganar y ambos equipos lo demostraron así desde el arranque del encuentro.

Durante los primeros minutos, el Azulgrana consiguió hacerse con el dominio del balón para comenzar generando varias llegadas de peligro sobre el arco de Martín Silva.
El buen trabajo arquero uruguayo y la falta de precisión a la hora de definir por parte de los cerristas, evitaron que el equipo de Barrio Obrero se adelantara en el marcador antes de que el cronómetro alcanzara los primeros diez minutos de juego.

Con el correr de los minutos, Olimpia se fue asentando y también comenzó a generar algunas llegadas pero sin riesgo alguno para el arco protegido por Diego Barreto.

En el minuto 17, Fidencio Oviedo ganó el costado derecho y metió un centro hacia el área olimpista, Martín Silva intentó cortar la trayectoria del balón pero no lo consiguió y por detrás llegó Santiago Salcedo para poner el 1-0 a favor del azulgrana y desatar la alegría de los hinchas cerristas.

El Decano intentaba reaccionar, generar alguna llegada con la que aspirar al empate, pero no encontraba la claridad necesaria. Amén de la buena presión del Ciclón y la falta de precisión propia.

Cerro seguía dejando en evidencia que Olimpia tenía grandes problemas para la marca a la hora del juego aéreo y estaba dispuesto a sacarle provecho a esa situación.

En el minuto 22, un centro que llegó nuevamente desde el costado derecho llegó hasta el área olimpista donde Víctor Hugo Mareco, el jugador nacido en la cantera olimpista, saltó ante la pasividad de la marca y puso el 2-0.

El golpe dejó al Franjeado al borde del KO, lejos de intentar reacción alguna el Decano seguía demostrando muchas falencias a la hora de intentar generar fútbol.

Mientras intentaba generar fútbol, Olimpia terminaba cediendo siempre el balón a los volantes azulgranas, principalmente Mareco a quien la titularidad no le pesaba para nada y realizaba un gran trabajo para la marca.

En el minuto 32, una buena sucesión de toques iniciada tras una recuperación de Mareco, terminó en un mano a mano entre éste y Silva. El arquero uruguayo tapó el primer remate, pero el volante azulgrana terminó enviando el balón a las redes, cuando la parcialidad cerrista desataba la alegría por un tercer gol, el árbitro anulaba el gol por una supuesta mano del jugador del Ciclón.

Tuvieron que pasar 35 minutos de juego para que Olimpia llegara con cierta peligrosidad al área cerrista. Un pase en profundidad llegó a los pies de Fredy Bareiro, quien cedió el balón a Richard Ortíz. El volante decano remató al arco, pero el tiro no representó esfuerzo alguno para Barreto.

Cerro siguió generando varias llegadas de peligro ante un Olimpia que intentaba reaccionar pero seguía cediendo muchas facilidades.

Durante los minutos finales, Olimpia consiguió hilar algunas jugadas para tratar de generar algunas jugadas de riesgo, sin embargo en el minuto final Jonathan Fabbro pegó un nuevo susto al Decano cuando de tiro libre remató fuerte al arco. Silva demostró una vez más sus grandes condiciones.

La primera etapa llegó a su fin con un Decano que tenía mucho por ajustar de cara a la complementaria y un Cerro que estaba dispuesto a ampliar la diferencia.

En la segunda etapa, Olimpia arrancó con mayor vertiginosidad, buscando el arco de Barreto en varias ocasiones, pero la falta de claridad y los excelentes reflejos del portero azulgrana evitaron el descuento franjeado.

Cerro seguía encontrando muchos espacios en la zona defensiva del Olimpia y dejó en claro en más de una ocasión que podría hacer uso de esa ventaja.

En el minuto 56, una gran combinación entre los Salcedo (Santiago y José Domingo), terminó en un pase en profundidad para Walter López que ganó las espaldas de los defensores olimpistas para terminar fusilando a Silva, quien ya nada pudo hacer para evitar una nueva caída de su arco.

Pese a estar al frente -y con bastante diferencia- el Ciclón siguió generando varias llegadas ante un Olimpia golpeado, sin ánimos.

A partir del minuto 75, Olimpia buscó convertir el descuento que le permitiera pensar en un posible empate.

El gol olimpista llegaría en el minuto 82, luego de un centro enviado por Jorge Núñez que Arnaldo Castorino definió con un taco ante Diego Barreto para poner el 3-1.

La respuesta cerrista no se hizo esperar, apenas se puso de nuevo en marcha el partido un pase en profundidad llegó a los pies de Mingo Salcedo para poner el 4-1 lapidario.

Cerro Porteño se impuso de manera contundente a Olimpia y llega con un gran empujón anímico de cara a su partido del jueves por Copa Sudamericana.
Un desdibujado Olimpia no pudo hacer frente a las constantes arremetidas de Cerro Porteño, que expuso el mejor de sus repertorios para hacerse de la primera etapa. Aunque en los primeros cinco minutos, fue el Decano el que insinuó que iba a tomar el protagonismo, pero progresivamente despertaron los azulgranas y llevaron al oponente contra las cuerdas.

Pronto Cerro advirtió las falencias franjeadas en la última zona y especialmente en la composición medular, donde los hombres de recuperación no podían homogeneizar el trabajo. Así fue que Fidencio Oviedo y Jonathan Fabbro tuvieron espacios para meterse y fabricar las jugadas que de a poco empezaron a quebrantar la retaguardia adversaria.

Las pelotas de media distancia y los desbordes laterales desangraron a Olimpia que absolutamente no tuvo fuerza para contener las incursiones de avanzada. Y en uno de esos desbordes, Fidencio envió un centro al corazón del área para que Santiago Salcedo aplique el testazo, ante una defensa mal parada y el desconcierto de Martín Silva.

El 1-0 parcial era el premio al esfuerzo. En Olimpia no aparecía nadie para paliar la falencia. Todos estuvieron divorciados en el dibujo táctico, el único que más o menos trataba de imponer alguna fuerza en los avances era Alejandro Silva por derecha y remotamente Ortiz y Salgueiro. Y Fredy Bareiro, a falta de buenas asistencias se dedicó a poner el cuerpo pero sin la posibilidad de imponer suficiente presencia.

En una jugada de córner, nuevamente el centro, cabeza y gol fue la fórmula para llegar a la ampliación del guarismo. Fabbro la metió al medio para que, hasta con cierta incomodidad, el defensor Víctor Hugo Mareco la conecte y establezca el segundo gol.

La labor del arbitraje fue discreta. Algunas jugadas merecieron un mejor criterio a la hora de sancionar, aunque en algunas, “Castrilli” estuvo acertado, pero su función no incidió en el marcador logrado por Cerro.

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios