El Ciclón de Barrio Obrero arrasó con todo

Cerro Porteño goleó por 7-0 a Deportivo Capiatá en una noche memorable en la que Guillermo Beltrán convirtió nada menos que cinco goles. Y Ángel Romero, un doblete.

¿Quién dudaba de este equipo de Cerro Porteño? El Ciclón tuvo una extraordinaria actuación en la Olla, donde goleó nada menos que por 7-0 a un desconocido Capiatá, que fue totalmente superado por el rival en todos los sectores.

Tan temprano el Azulgrana ya empezó a dar su golpe al Escobero. Con un penal dudoso cobrado por el árbitro del encuentro, el señor Ulises Mereles, Cerro abrió el camino de la goleada. De la pena máxima se hizo cargo Ángel Romero, quien no falló y a los 7 minutos de la primera fracción decretó el 1-0 transitorio.

Después empezó a brillar Guillermo Beltrán. Memo convirtió el segundo a tan sólo 3´ del primer grito, y en la jugada siguiente, a los 11´, también se encargó del tercero (su segunda cosecha personal), un resultado poco pensado en la previa del compromiso.

Capiatá tuvo una irreconocible noche, para el olvido, prácticamente sin fundamentos para llegar hacia la portería de Diego Barreto. En esporádicas ocasiones generó llegadas, pero que ni inquietaba al fondo azulgrana.

Guillermo Beltrán seguía luciéndose. A los 17´ del periodo inicial clavó otro gol. Fue para el 4-0 parcial, con cuyo marcador se despidió esta parte del partido, con una superioridad visible de Cerro Porteño.

En la complementaria el Ciclón continuó con su fútbol, ampliamente mejor que Capiatá. Al llegar al primer cuarto de hora del complemento, Ángel Romero llegó a su segunda cosecha personal, decretando el 5-0 para el conjunto cerrista.

Tratar de analizar el trámite del juego es prácticamente inútil, ya que con el simple hecho de ver el resultado final se explica todo. El elenco de barrio Obrero barrió desde todos los rincones de la cancha al Escobero.

Guillermo Beltrán liquidó el expediente con los dos últimos goles. Puso el 6-0 al llegar a los 16´, uno después del tanto de Ángel, y sentenció esta paliza 4´ después. A partir de ahí Cerro Porteño ya no se preocupó en otra conquista, siguió llegando, pero sin dañar aún más a la portería defendida por Pablo Aurrecochea.

Se fue el partido al cumplirse nada más con el tiempo reglamentario. Ulises Mereles no tuvo que recurrir al descuento, puesto que el pleito ya se definió muy temprano.

En la próxima fecha, la número 11, Cerro Porteño visitará a General Díaz. FUENTE CLUB CERRO PORTEÑO

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios