Cerro rescató un empate nada despreciable

Cerro Porteño consiguió un importante empate 2-2 en su visita al Mineros de Venezuela. El Ciclón sufrió la expulsión de su arquero y pese a la desventaja numérica obtuvo un buen resultado. La llave se define en “La Olla”.

El Mineros recibía en el Cachamay de Puerto Ordaz a Cerro Porteño en el primero de dos duelos por la clasificación a octavos de final.

Desde el vamos, el equipo venezolano buscó el arco azulgrana con intención de aprovechar la condición de local y sacar ventaja en su casa.

Durante los primeros 15 minutos, el equipo negriazul consiguió imprimir un nivel de juego vertiginoso, sin dar demasiado espacios para la salida azulgrana.

Con el correr de los minutos, Cerro consiguió hacerse con el balón pero la presión de los locales impedían que el Ciclón pudiera generar el caudal de juego que buscaba.

Mineros consiguió generar en varias ocasiones jugadas de peligro sobre el arco de Diego Barreto, pero la falta de fortuna no permitieron que el local pudiera adelantarse en el marcador ante un Cerro Porteño que no encontraba la fórmula para generar fútbol y llegar con riesgo sobre el arco venezolano.

Cuando el primer tiempo se preparaba para entrar en sus minutos finales, Cerro apuntaba al arco como objetivo principal. En el minuto 37, el defensor Giovanni Moreno, cometió una falta al borde del área grande, mientras el Ciclón intentaba avanzar.

El encargado del remate, como ya es costumbre en el Azulgrana, fue Jonathan Fabbro, quien demostró su infalibilidad a la hora de encargarse de las pelotas paradas.

En el minuto 38, Fabbro colocó la pelota a un costado de la barrera y dio el primer grito cerrista en Puerto Ordaz.

Menos de un minuto después, el Ciclón volvió a llegar con peligro, pero el gol se le hizo esquivo a Rodrigo López.

La primera etapa llegó a su final con un Ciclón más cerca del segundo gol, que Mineros del empate.

En el inicio de la complementaria, Cerro mostró que no arriesgaría demasiado la venta y esperaría las equivocaciones de los venezolanos para tratar de volver a golpear.

Mineros buscó y generó llegadas, pero sin demasiada claridad. No fue necesario esperar demasiado antes de que el Ciclón consiguiera aprovechar una desatención venezolana.

Durante un ataque de Mineros, Julio Dos Santos recuperó la pelota en su propio terreno de juego e inició la contra con una sucesión de toques con Jonathan Fabbro. El balón llegó a los pies de Hernán Rodrigo López, quien pateó fuerte pero el remate pegó en el palo. La defensa venezolana no despejó y el esférico quedó a los pies nuevamente de Dos Santos que lo envió a las redes de la portería local.

El Ciclón consiguió cierta tranquilidad con la diferencia, pues Mineros no conseguía inquietar demasiado a la zona defensiva azulgrana.

Pero, bastó un minuto para que la tranquilidad cerrista se acabara. En el minuto 61, Julio Gutiérrez recibió, un balón a espaldas de la defensa azulgrana. Diego Barreto salió a intentar detener al jugador venezolano, pero en su intento generó un contacto y el árbitro pitó penal, además de expulsar al portero.

Los jugadores y el banco azulgrana reclamaron que el jugador del Mineros había recibido la pelota en posición adelantada.

Jorge Rojas se encargó del remate desde los 12 pasos y venció al recién ingresado Roberto Fernández para poner el 2-1.

Cerro tuvo que sacrificar toda posibilidad de fútbol ofensivo ante la desventaja numérica y la expulsión de su golero.

Durante varios minutos, Mineros generó llegadas sucesivas sobre el arco azulgrana, sin embargo la buena actuación de Fernández y la defensa cerrista evitaron el empate.

Cerro parecía haber superado el momento de nerviosismo por el que atravesó, hasta que en el minuto 79, de atropellada, Mineros llegó con mucha gente al área azulgrana. Luego de un rebote, la pelota quedó frente al arco vacío a disposición de Alejandro Guerra, quien puso el 2-2.

Luego del empate, Fossati envió al terreno de juego a Roberto Nanni, para intentar tener un referente ofensivo y buscar una hazaña.

En los minutos finales, Cerro consiguió zafarse de los constantes ataques venezolanos. En el minuto 90, el Ciclón consiguió un tiro libre en las cercanías del área de Mineros. La pelota pegó en el travesaño y tras una serie de remates, los venezolanos pasaron un susto.

El empate fue el resultado que se impuso en Puerto Ordaz, resultado para nada despreciable para el Ciclón que tendrá que definir la llave en Asunción.

FUENTE: abc

 

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios