Fin del maleficio, Guarani Dio la Vuleta a Cerro por 2 a 1

Guaraní venció 2-1 a Cerro Porteño en La Olla azulgrana, en una jornada en la que, una vez más, el arbitraje estuvo en el centro de la polémica.

Cerro Porteño recibía en “La Olla” al siempre dificultoso Guaraní en su debut en el Torneo Clausura.

El “Ciclón” que tuvo un buen inicio en la Copa Sudamericana, tenía intenciones de arrancar su participación en el segundo torneo del año con una victoria para caminar rumbo al bicampeonato.

El “Legendario”, por su parte, llegaba luego de caer derrotado por el Oriente Petrolero en su propia casa, luego de demostrar un gran nivel de juego pero sin efectividad a la hora de convertir los goles.

Guaraní arrancó exponiendo un gran nivel de juego, dominando el balón y generando las primeras llegadas de peligro sobre el arco de Diego Barreto. La intensidad demostrada a la hora de atacar permitió que en el minuto siete consiguiera un penal a favor, luego de que Diego Centurión sufriera una falta.

El encargado de rematar desde los doce pasos fue el colombiano Carlos Hidalgo, quien remató bajo, si mucha potencia hacia el palo izquierdo de un Diego Barreto que no dudó y consiguió detener el disparo.

El Aborigen siguió generando muchas llegadas ante un Ciclón que estaba lejos del buen nivel al que estaba acostumbrado, sin embargo el aurinegro -como ya era característico- desperdiciaba una tras otras las llegadas.

El azulgrana comenzó a ganar en confianza y a generar algunas llegadas sobre el arco de Aurrecochea, tratando de aprovechar lo que el rival había desperdiciado, aunque sin exigir demasiado al portero de Guaraní.

El telón cayó y la primera etapa llegó a su fin sin que la emoción del gol se hiciera presente.

En la segunda etapa, fue Cerro el que empezó mejor. El Ciclón sabía que en la primera etapa no había demostrado su nivel habitual así que salió a buscar la victoria.

Luego de 15 minutos sin conseguir resultados en la ofensiva, Fossati decidió enviar al campo de juego a Juan Manuel Lucero.

El hábil jugador argentino necesitó tocar una sola vez la pelota para ceder un pase casi poético a Alejandro Da Silva, quien venció a Aurrecochea y marcó el 1-0 para desatar el delirio entre los azulgranas.

Cerro siguió generando riesgo sobre el arco aborigen, pero también fue cediendo terreno ante el rival. En el minuto 73, Diego Centurión se encargó de romper el maleficio que perseguía a Guaranía la hora de marcar los goles.

El aurinegro no se conformó con el empate, y dos minutos más tarde volvió a llegar y otra vez Centurión, de gran noche, puso el 2-1.

Cerro no se conformaba con la derrota por lo que salió a buscar el empate y la victoria. Cuando faltaba un minuto para el final del partido, Jorge Rojas ingresó al área y cayó ante la marca de Jorge Mendoza. Todo la parcialidad cerrista gritó penal, y el técnico azulgrana, Jorge Fossati, ante el nerviosismo, saltó sobre la cancha a reclamar al árbitro, lo que le valió la expulsión.

Una vez más, el arbitraje se volvía el protagonista de la noche, producto de una polémica, ya en el partido entre Libertad y Nacional, los de la Academia reclamaron una mano de Pablo Velázquez en una jugada que terminó en el gol gumarelo.

Toda la parcialidad cerrista aseguró que la jugada fue un claro penal.

El partido llegó a su fin con la victoria de un Guaraní que luego de cinco partidos consiguió volver marcar goles y festeja el fin del maleficio que lo perseguía, mientras los azulgranas pegan el grito en el cielo por el nivel del arbitraje.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.