Asesinan a tiros a taxista y por sospecha cae un policía

Elías Cabral
CANINDEYÚ

Dos sicarios que se desplazaban a bordo de una motocicleta interceptaron un taxi y abrieron fuego contra sus ocupantes, que en ese momento eran el taxista y dos hermanos suyos. En el ataque resultó muerto el trabajador del volante, mientras que uno de sus hermanos fue herido y el otro salió ileso.

Por este hecho fue detenido un agente de policía de Investigación de Delitos, el suboficial inspector Víctor Benítez, a quien señalan familiares de las víctimas como el instigador, porque ya lo había amenazado anteriormente al ahora fallecido.

El hecho se registró en la noche del sábado, cerca de las 23.00, en las inmediaciones de la ruta 10 Las Residentas, frente a la estancia Nueva Esperanza, en la colonia Agua’e del distrito de Yby Pytá, Departamento de Canindeyú.

La víctima fatal fue identificada como Elvio Viera Haedo (31), de profesión taxista, quien iba acompañado de sus hermanos Amancio Viera Haedo (19), quien recibió un disparo en el hombro derecho y tuvo que ser derivado hasta el Hospital del Trauma de Asunción; y Arnaldo Viera Haedo, quien salió ileso. Según menciona el informe forense, Elvio Viera falleció a causa de los dos impactos de bala que acusó, con orificios de entrada y salida, en el tórax.

ATAQUE. El informe policial de la Subcomisaría 19 de la colonia Agua’e detalla que los tres hermanos iban en el automóvil Toyota Caldina de coloro blanco, con chapa CAU-966, cuando fueron interceptados por los dos sicarios, que se desplazaban en una motocicleta.

En ese momento, los desconocidos extrajeron sus armas y sin mediar palabras abrieron fuego contra los ocupantes del taxi.

Pasado el ataque, Arnaldo Viera auxilió a sus hermanos heridos hasta el hospital de Curuguaty, donde Elvio ya llegó sin signos de vida, mientras que Amancio recibió los primeros auxilios y fue derivado a la capital del país, debido a la complejidad de su herida.

investigación. El caso está siendo investigado por el agente fiscal de la ciudad de Curuguaty, Jorge Romero, quien confirmó la detención del suboficial Benítez.

El trasfondo de la sospecha que recae sobre el policía es que este había empeñado un arma a Elvio Viera meses atrás; como ya había pasado tiempo y el agente no retiraba su arma, el taxista la vendió y entonces surgió el problema, ya que el policía amenazó a Viera que la venta de su arma terminaría mal, según la versión que los familiares dieron a los investigadores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.